Los Papeles Olvidados es un espacio que recoge los excedentes de producción creativa de mi imaginación y que muestro como proceso final en relato, comentarios o recomendaciones. Es una forma de reflejar mi vida y mis pasiones: la literatura y la escritura, y que decido compartir con usted, contigo, con vosotros respetables y apreciables lectores. Blog abierto a la opinión, a la sugerencia, a la critica, a la creatividad.


martes, 28 de abril de 2009

SE NECESITA...

UNA AYUDITA, por favor. Os comento. El texto que tenéis a continuación es el principio de una novela, tengo pensado el comienzo, el núcleo y el desarrollo, pero... ando algo encasquillado en ello y no puedo proseguir escribiendo. ¿Me echaríais una mano? ¿Qué os dice este párrafo? ¿Cómo lo continuaríais? ¿qué pensas de él? ... Todo ayuda o idea posible es bien recibida. MUCHAS GRACIAS



Se necesita…”
Ni siquiera tenía una idea “abstracta” sobre el trabajo en sí. El anuncio del periódico era muy escueto: “Se necesita chica joven, soñadora, inteligente. Bien remunerado” y un número de teléfono a continuación. Nada más leerlo motivada por los factores de la curiosidad y la necesidad de trabajo pensó en llamar. ¿Quién podía buscar a una chica joven, con sueños y que fuese inteligente? y además pagaban bien. Si hubiese sido algo de sexo, habrían pedido buen cuerpo. Pero aquí esa cualidad no era requerida por lo que comenzó a pensar en trabajos que pudiesen necesitar esos requisitos. Igual sería como una paradoja donde por un lado pensamos que es una cosa y después es algo, totalmente, diferente.
Dejó un momento los pensamientos sobre los trabajos que podían necesitar esas cualidades y volvió al teléfono. Marcó los nueve números despacio para no equivocarse. Tras dos breves sonidos que indicaban que estaba sonando el aparato al otro lado, alguien descolgó el teléfono.
- Diga – contesto una voz de un hombre de edad maduro.
- Buenas, llamo por el anuncio del periódico.
- Sí. ¿Qué edad tiene?
- 21 - respondió ella.
- Dígame el último libro que ha leído, por favor?
Ella respondió sin titubeo alguno.
Y ante la respuesta de la joven, la persona respondió al otro lado del teléfono con una afirmación sin pronunciar, como un “aja” para si mismo.
-¿Podría venir mañana para hacerle una prueba?
- Si. ¿A dónde debo ir?
- Tiene que venir a la siguiente dirección, ¿tiene donde apuntar?
- Sí -contestó ella. Y tomo notas en el mismo borde de la hoja del periódico donde estaba el anuncio.
- Gracias. La espero mañana y por favor traiga el libro que este leyendo en estos momentos. Colgando el teléfono sin dar tiempo a preguntar algo más referente al trabajo.
La información que le dieron apenas sirvió para tener una conclusión propia sobre qué tipo de trabajo podía ser. Fueron unas cinco o seis frases. Algo breve pero muy directo. Pagó el café y salió calle abajo con la cabeza en plena ebullición de pensamientos. Ahora su mente se debatía en una dicotomía. Tenía una cita para el día siguiente en un lugar que no sabía dónde era para un trabajo que tampoco sabía lo que era. Y una duda más añadida para una chica joven que quiere vivir en la vida.
Todo el día tuvo en la mente el anuncio del periódico. ¿Habrá llamado mucha gente? ¿Habrá muchas personas con esas cualidades?. Qué cosa más extraña que me preguntasen por el último libro leído. Deseó que fuese ya mañana. Tenía muchas ganas de salir de dudas. Hoy en día, en esta sociedad cada vez más difícil y compleja, que cada vez crea una individualidad más inherente, pero impersonal, todo es superfluo, más rápido, más light –incluso los hombres se dicen que ahora son "light”- y el consumismo premia al ser humano, hay alguien que reclama tener sueños. ¿Será para hacerlo realidad?

Miguel


3 comentarios:

Salva Marín dijo...

Interesante comienzo...
Como dices que tienes pensado ya algo, no sé cómo ayudar. De todas formas se podría seguir un poco con los pensamientos de esta personas en lo que va a pasar y las dudas de si ir a la entrevista o no. Esta entrevista podría ser un poco abstracta en la que se sigue sin dar información total, pero esta persona empieza a trabajar, no sabiendo totalmente lo que está haciendo pero enterándose cada vez más y gustándole cada vez más. Pero con el paso del tiempo se da cuenta de que lo que creía que sabía no es realidad y que lo que está haciendo no es tan bonito.

Complicado pero bueno... ahí lo suelto

jeje

Clara dijo...

Muy buen comienzo. La referencia al anuncio da juego a muchas posibilidades... por otro lado, la incertidumbre y a la vez el deseo de la chica por encontrar un trabajo.
Por lo que he leído, el anunciante es tal vez un escritor que necesita una ayudante... no sé... pero la referencia al libro me acerca a esa posibilidad.
Ya nos contarás...

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.