Los Papeles Olvidados es un espacio que recoge los excedentes de producción creativa de mi imaginación y que muestro como proceso final en relato, comentarios o recomendaciones. Es una forma de reflejar mi vida y mis pasiones: la literatura y la escritura, y que decido compartir con usted, contigo, con vosotros respetables y apreciables lectores. Blog abierto a la opinión, a la sugerencia, a la critica, a la creatividad.


martes, 12 de mayo de 2009

¿CICATRIZAN LAS HERIDAS DEL ALMA?

Para Ines y Mónica, cuyas heridas del alma cicatrizaron muy pronto.

¿Cómo son las heridas del alma? ¿Son todas del mismo tipo? Es evidente que las heridas que habitan en el alma son de diferente forma, dolor y tamaño. Para que exista una cicatriz antes debe de haber existido una herida ¿Cómo se provoca? ¿Quién la produce?
Casi todas la heridas provocadas en el alma provienen del amor: amor de pareja, heridas de amistad, amor de padres,...
Las heridas del alma son de un carácter sentimental y por lo tanto es un dolor individual e interior, donde el consuelo es mínimo. Los sentimientos siempre van encadenados dolor con pena, pena con tristeza, tristeza con llanto.... son sentimientos conjuntos que perviven
en la vida de cada ser. Sin embargo hay personas que son más vulnerables que otras al sufrimiento causado por los sentimientos y proclives a olvidar con mayor facilidad, aunque olvidar no significa curar o cicatrizar
Habiendo hablado un poco con los amigos sobre este tema he sacado unas cuantas conclusiones y que casi todos convergen en una postura final unida: la herida es de por vida, pero el tiempo ayuda a tapar la cicatriz.
¿Cuanto tiempo tarda una herida sentimental en sanar? Cuanto mayor es la herida más
tiempo tarda en sanar. Mi amigo Rafa dice que el tiempo mínimo para ver la herida de una forma diferente es de un año, aunque se cierra en falso, siempre quedará un rescoldo el cual se avivará con el menor indicio o recuerdo. Para Mónica, siempre existirá una secuela de la herida del alma donde a veces esta va acompañada de trastornos físicos y psicológicos, como anorexia, depresión, suicidio… es un alma herida de por vida. Para Inés, las heridas pueden cicatrizar de un día a otro si nos lo proponemos, opinión que en cierta medida coincide con Rafa, aunque siempre habrá que tener una tirita a mano, porque cuando menos lo esperemos puede volver a sangrar.
Mi opinión personal es que las heridas del alma nunca cicatrizan, se aprende a vivir con ellas, a relegarlas a un segundo plano, pero siempre… siempre estarán vivas en el alma.

Miguel

3 comentarios:

Clara dijo...

Miguel, estoy de acuerdo contigo, las heridas del alma nunca llegan a cicatrizar... cuando menos te lo esperas... la herida se vuelve a abrir.
Cuídate!
Un beso,

Marcvs Flavivs Severvs dijo...

¡Qué gran verdad la que escribes! Las heridas de ésta índole cicatrizan pero no curan jamás. La mía ya lleva 9 años así. Te acostumbras tenerla, así que a la larga es como si no la tuvieras.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.