Los Papeles Olvidados es un espacio que recoge los excedentes de producción creativa de mi imaginación y que muestro como proceso final en relato, comentarios o recomendaciones. Es una forma de reflejar mi vida y mis pasiones: la literatura y la escritura, y que decido compartir con usted, contigo, con vosotros respetables y apreciables lectores. Blog abierto a la opinión, a la sugerencia, a la critica, a la creatividad.


jueves, 9 de mayo de 2013

Una caja de pannettonne




A un señor le cortaron la cabeza pero como después estallo una huelga y no pudieron enterrarlo, este señor tuvo que seguir viviendo sin cabeza y arreglárselas bien o mal1. Su cabeza cayó olvidada en la esquina de los desechos de la frutería. Yo me la llevé a casa, pero no le dije nada a mamá, ya que se pondría furiosa diciendo que solo le llevo cosas inútiles y que recojo todo lo que me encuentro por la calle. La escondí entre el oso de peluche y el payaso de tela. Por la noche esperaba que todos estuviesen dormidos para sacarla de su escondite. Una noche me habló y me dijo que si la llevaba a la calle.

A la caja de panettone de la Navidad anterior le abrí dos agujeros. Y el sábado por la mañana metí la cabeza dentro y nos fuimos a dar un paseo por el pueblo. Conforme íbamos caminando, le preguntaba si conocía por dónde íbamos. Me decía que sí, que le sonaban algunas calles y comercios. De repente, noté cómo se alteraba y cómo daba saltos dentro de la caja y me decía a la derecha, a la derecha. Miré a la derecha y entendí su agitación.


© Miguel Urda
1Frase correspondiente a Julio Cortázar.
Imagen de Google

7 comentarios:

Pablo Vazquez Perez dijo...

Tengo la sensación de que la historia continúa... Apasionante.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

¡Qué bueno, Don Miguel!

Excelente aprovechamiento de la soberbia frase de arranque del genio, que me deja la duda que plantea Pablo.

Creo que como microrrelato puede -perfectamente- acabar ahí y dejarle al lector la tarea de cocreación correpondiente.

En cualquier caso, sepa ustedque, si continúa, aquí estaré para disfrutarlo.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Por fin, Miguel.

Un gran relato para suplir el abandono.

Javi

Ximens dijo...

Jeje, qué bueno, Miguel. Le has sacado jugo a esa cabeza. Imaginación y el final "mu bueno", ese dejarnos en la ignorancia o la libertad de acabar la aventura.

L.P. dijo...

Miguel echo de menos la frase final, aunque así queda más intrigante.

abrazos

Salva Marín dijo...

Creo que no tengo la imaginación suficiente para intuir qué hay a la derecha.
O a lo mejor demasiada y pienso lo peor... de cualquier forma, mejor nos lo dices para quitar la duda

Pablo Vazquez Perez dijo...

Hola Miguel.
Te dejo un enlace a mi blog para que sepas que ya tienes tu propio Liebster award blog. Más información en el enlace:

http://pablosinbulla.blogspot.com.es/2013/06/los-elegidos-y-sus-preguntas.html

Un abrazo.