Los Papeles Olvidados es un espacio que recoge los excedentes de producción creativa de mi imaginación y que muestro como proceso final en relato, comentarios o recomendaciones. Es una forma de reflejar mi vida y mis pasiones: la literatura y la escritura, y que decido compartir con usted, contigo, con vosotros respetables y apreciables lectores. Blog abierto a la opinión, a la sugerencia, a la critica, a la creatividad.


miércoles, 16 de julio de 2014

Diario de una novela. Fin



Ayer quince de julio puse fin a la mi novela. Ha sido un fin relativo pues la novela estaba terminada a principios de junio y lo que he hecho estos días ha sido repasar, reescribir, borrar, suprimir, agregar... es decir, pulir un poco más la narrativa para darle la forma que yo quería que tuviese desde un principio.
Ya le tengo enviada y ahora solo me queda esperar a septiembre al informe del tutor que hemos escogido. ¿Qué espero del informe? ¿Debo esperar lo que yo sé? Es decir que me confirme lo que yo sé que esta bien o mal de la novela.
Cuando he releido todos los folios he experimentado multitud de sensaciones que no sabría calificar cual va primera, cual después o el orden de cada una. Por un lado esta lo positivo: la satisfacción de habe terminado una novela en un plazo determinado; satisfacción de saber que soy capaz de hacerlo; satisfacción de haber creado una historia con unos personajes y darle coherencia para que tengan un planteamiento, nudo y deslenlace y en el lado negativo esta la insatisfacción de que la historia no es lo suficientemente fuerte tal y como yo me plantee en un momento; la insatisfacción de no haberme detenido en ciertos puntos que requería más narración, detalles... la insatisfacción de que es una novela que no llega a la extensión de que me hubises gustado... Todo esto son particulas que van dentro del germen del escritor y por lo tanto lógicas cuando un escritor termina un trabajo, pero la conclusión más precisa que he sacado al terminar mi novela es que un escritor se hace escribiendo.

© Miguel Urda. Texto y foto. 










6 comentarios:

Anónimo dijo...

FELICIDADES MIGUEL.

A la primera vendrán otras muchas más.

Quiero leerla yaaaaaaaa!!!!!!

Javi

Salvador Navarro dijo...

Un escritor se hace escribiendo… y admitiendo sus errores y su capacidad de progreso. No pierdas la humildad, clave para crecer como creador.

¡Enhorabuena!

Ximens dijo...

Enhorabuena, Miguel. Lo importante lo dices ahí arriba, haber terminado una novela en un plazo. ¿Qué no es la versión definitiva? Pues a mejorarla. Los autores las mejoran muchas veces en sucesivas ediciones, pues tu puedes hacerlo. O bueno es que lo has hecho, ahora a por la siguiente, y a ver si hay suerte y la publicas. Yo quiero leerla. Un abrazo, Miguel.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

¡Felicidades, Miguel! ¡Cuánto me alegro de ver que has transitado el camino, con lo difícil que es! Créeme cuando te digo que me siento orgulloso por ti, que siento cómo me alegra tu éxito.

Un abrazo,

Mariana Torres dijo...

Ahora queda alejarse de ella unas semanas, descansar y respirar orgulloso :-)

Elysa dijo...

Felicidades, Miguel, conseguir terminar esa novela ya es un gran exito, lo demás... llegará.
Orgullosa de ti y feliz de lo que has conseguido.
Besitos