Los Papeles Olvidados es un espacio que recoge los excedentes de producción creativa de mi imaginación y que muestro como proceso final en relato, comentarios o recomendaciones. Es una forma de reflejar mi vida y mis pasiones: la literatura y la escritura, y que decido compartir con usted, contigo, con vosotros respetables y apreciables lectores. Blog abierto a la opinión, a la sugerencia, a la critica, a la creatividad.


miércoles, 17 de marzo de 2010

JUEVES

A lo largo de esta semana (de domingo a sábado) iré volcando aquí un diario-experimento-creativo-literario que estoy intentando desarrollar. He adaptado el tamaño de las entradas a la rapidez que exige el lector internauta. De las opiniones o comentarios que vosotros me deis optaré por un camino u otro para seguir trabajando en estos textos.
Miguel

Jueves 12
¡Que mierda de vida! El psicólogo me ha preguntado si creo que tengo la culpa de algo. Sí que la tengo. Tengo la culpa de quererla tanto. “¡Qué mierda de vida!”, me digo a mí mismo repetidas veces. En ocasiones creo que ir a terapia me pone peor, me deja más trastocado de lo que yo iba. Dicen que eso es bueno, que te hace replantearte las cosas de otra forma. No estoy muy seguro de que sea así ¿Cuántas preguntas le formulo al hombre que está detrás de la mesa? Y no me responde a ninguna con claridad. “Te doy caminos, opciones para que tú tomes lo que creas más conveniente o correcto”, me dice. ¿Cuál es el camino correcto cuando ves que tu mujer te ignora, pasa de ti?
©Miguel Urda

3 comentarios:

T.M. dijo...

Está claro que la pastillita mágica no existe. Pués sí qué asco de vida, cuando quieres a una persona y no se es correspondido.
Por cierto el anónimo de ayer era yo, del primer comentario.
Saludos.

Loli dijo...

Cada pareja, cada persona es un mundo. Puede que intentar sorprender, ¿esa indiferencia viene por algún rencor del pasado? A veces se crean muros, con ladrillos de rencillas pasadas.

Miguel, está muy interesante tu blog y el diario de este personaje.

Un abrazo
L;)

Sean Felices dijo...

¿existen los caminos correctos?