Los Papeles Olvidados es un espacio que recoge los excedentes de producción creativa de mi imaginación y que muestro como proceso final en relato, comentarios o recomendaciones. Es una forma de reflejar mi vida y mis pasiones: la literatura y la escritura, y que decido compartir con usted, contigo, con vosotros respetables y apreciables lectores. Blog abierto a la opinión, a la sugerencia, a la critica, a la creatividad.


lunes, 1 de marzo de 2010

Miedo, pero...

"Empezar una novela es meterse de lleno en un laberinto cuya salida siempre se esconde tras una cortina de dudas".

Mercedes Salisachs




De siempre la he tenido perfectamente localizada, una carpeta de color amarillo mostaza intenso, colocada en el último anaquel de una de las estanterías del cuarto del ordenador. Lleva mucho tiempo en ese sitio y ha habido veces que libros, papeles, revistas, etc. la han querido ocultar, pero siempre un pico, un borde,… intentaba sobresalir para recordarme su existencia.

Hace una semana me armé de valor y la cogí entre mis manos. Con mi irregular letra y un rotulador azul un día escribí “notas novela”. Me ha sorprendido su grosor, la imaginaba más delgada, aunque no son muchos los folios que realmente hay escritos, sino muchas notas, ideas, esquemas,…

Debo ser sincero y decir que me provocó miedo y volví a colocarla en el sitio de donde la cogí. Me puse a otros menesteres aunque en la cabeza no paraba de rondarme. En un acto de valentía fuí a por la carpeta de nuevo. Me senté en la mesa del comedor y comencé a leer folios, post it, cosas subrayas, a tomar nuevas notas. Estuve casi tres horas sin levantar la cabeza de los papeles.

Estos días he ido percibiendo como Lola, Álvaro y Ricardo –personajes principales de mi novela- han ido tomando la palabra otra vez. Han reclamado mi atención quizás porque saben que ahora estoy escribiendo de forma diferente, porque los nuevos conocimientos literarios que he adquirido tengo que aplicarlos y porque creen que ahora puedo expresar lo que quieren decir de una forma correcta.

Me he marcado un horario para intentar hilvanar todas las notas que tengo e ir dando forma a estos folios en forma de novela. Ya he pasado unas cuantas horas con el procesador de textos suprimiendo, añadiendo, corrigiendo, leyendo, releyendo, agregando, tachando… -¡bendito Word, que buen invento! Todo esto me produce inseguridad, miedo, dudas… pero me gustan las cosas difíciles y a ello que voy.

Igual próximamente vuelco aquí un trozo del primer capitulo, mientras tanto quiero compartir mi miedo con vosotros y espero que no pueda conmigo.

Os iré informando de los avances de Lola, Álvaro y Ricardo.

© Miguel Urda

8 comentarios:

Víctor dijo...

Ánimo, Miguel. Que tengas suerte con la novela. Sé que es un trabajo complicado, así que paciencia. Por mi parte, no me atrevo a emprender un proyecyo tan largo. Por ahora prefiero los microrrelatos o, como mucho, relatos de 3 o 4 páginas, que es en lo que ando últimamente metido.

Pues eso, Miguel, paso a paso y no desesperes. Suerte.

T.M. dijo...

Guauuuuuu! ánimo y pálante.
Saludos.

Loli dijo...

Miguel, me alegra mucho que te hayas puesto "manos a la obra" nunca mejor dicho, ahora que vamos a ver publicado ese relato...
El miedo está hecho para vencerlo, no lo olvides, es una sensación estupenda cuando le vences el pulso.

Espero pronto leer ese primer capítulo, me gustan los nombres de los personajes.

Un abrazo
L;)

Miguel dijo...

Complicado sé que es, Víctor, pero no me voy a quedar en el intento. Lleva mucho tiempo rondandome la cabeza y lo voy a intentar.
Gracias por tu ánimo.

T.M. gracias por ese ánimo y fidelidad.

Loli tus ánimos me ayudan a seguir escribiendo. No es tarea fácil y tu lo sabes.

Gracias a todos.

Miguel

Anónimo dijo...

El primer paso está dado, Miguel. Ahora ya no te puedes volver atrás. Tengo curiosidad por conocer a Lola, Álvaro y Ricardo. ¿Cuándo nos los vas a presentar?

Un abrazo.
José Manuel.

Alfonso dijo...

Animo Miguel!...será un placer ver la evolución de este proyecto y recuerda que la inspiración consiste en ver una parte del todo, una parte del todo que está dentro de tí.
Besos literarios.

Miguel dijo...

José Manuel no te preocupes cuando este muy liado con el primer capitulo te lo mando para escuchar tu sabia opinión.

Alfonso, gracias por ese interés en mi proyecto. No es tarea facil, pero una vez más lo voy a intentar.

Que bien suena eso de "besos literarios"


Miguel

Anónimo dijo...

las musas han de despertar.

Lola te susurrara al oido, por que
cuando duerme, sueña contigo.

No temas a la noche, en ella habitan los fantasmas, pero tambien los mas profundos deseos: Alvaro y Ricardo

Seguro que lo haces bien, como hasta ahora.